Rescatando notas del face 1

Tenemos un vecino que cría palomas mensajeras. Desde su llegada, hace pocos meses, el amanecer se abate en surcos alados. Incluso a través del sol que recién pega en la persiana, una sombra veloz, se repite rítmicamente. Me intriga esta afición, colombofilia se llama, que más bien parece un arte en conspiración con la naturaleza.
(Julio 2016)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quinta ola

Expuesta

Médico de cuerpos y almas