Autorización Denegada

Nunca dijimos adiós, sólo nos fuimos.
Continuar con la vida y guardar el recuerdo en ese espacio atemporal del subconsciente, donde solo a veces, con suerte, lo encuentras en sueños.
Todo el día gotea la llave que en un momento hace un hueco. Todo la vida regresa el nombre que un día se pronunciará.
No sé puede ser ocaso y permanecer en secreto.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Quinta ola

Expuesta

Médico de cuerpos y almas