Huérfanos

Pausa dentro de la pausa. Ansiedad mil. Nunca he sido una morning person.

Estamos dentro de un ciclo que se cierra lentamente, lamentosamente, en asfixia.


Vivimos una orfandad anunciada, un duelo anticipado.

La madre se nos vuelve niña, el padre un recuerdo alado.

Somos tres tristes tigres mudos. Sin trigal ni hermandad.


¿A quién acudiremos cuando esto pase?

¿Quién nos sanará? 

¿Dónde haremos hogar?

¿Cuándo saldremos de nuestra orilla?


Isósceles es una tierra dura con ansias de lluvia y abrazos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Poema al olvido

Quinta ola

SpotiVoz